Inicio Contacto  
 
 

Categorías

 

Animales
Belleza
Bricolaje - Decoración
Calzado
Cocina
Colada - Ropa
Hogar
Joyas
Limpieza
Manchas
Niños
Plantas
Salud
Vehículos
 
 
 
 Alojamiento Web Premium
 
 
 
 

 

Plantas

 

El aloe o sábila (aloe vera) es una planta similar a un cactus carnoso con hojas ribeteadas de púas. Es de crecimiento muy rápido y no exige demasiada atención porque solo requiere riego y colocarla en el exterior en un lugar que le dé el sol. La pulpa de sus hojas y el líquido que se obtiene prensándolas es un excelente regenerador de la piel.

Tus geranios crecerán más grandes y bonitos, si te acostumbras a añadir al agua de regar unas gotitas de aceite de oliva cada 40 días. Recuerda utilizar este reconstituyente también en invierno para que tus geranios florezcan radiantes la próxima primavera.

  • Si has hecho un trasplante a una maceta nueva y has añadido tierra, deja unos tres centímetros sin rellenar ya que, después de regarla, la tierra irá descendiendo poco a poco con el peso. Pasados unos días rellena con tierra nueva el espacio que haya bajado y las raíces de tu planta estarán bien protegidas.

  • Abono fortalecedor: Para que tus plantas de interior crezcan hermosas y fuertes, mezcla un poco de azúcar en polvo y los posos de una cafetera de café con agua. Riega tus plantas con este preparado una vez por semana y verás qué rápido y bonitas se desarrollan.

  • Si las hojas de tu anturio se secan, seguramente se debe a la sequedad ambiental, por lo que deberás rociarla a diario con agua mineral hasta que notes que se recupera. Si, por el contrario, sus hojas amarillean es porque no se encuentra bien en su situación. Procura que no pase frío ni tenga corrientes porque para que le salga la flor necesita calor (florece en otoño e invierno).
  • ¿Tienes un pequeño estanque? Pues, felicidades, porque podrás cultivar magníficos nenúfares en él ya que solo necesitan entre 0,30 y 1,5 cm de profundidad y mucho sol. Sus flores en forma de copa, que se abren durante el día y se cierran por la noche, y sus verdes hojas redondeadas lo llenarán de color.

El aloe vera se ha puesto absolutamente de moda debido a sus innumerables propiedades cosméticas y medicinales. Aunque no todas las que venden como tales lo son, te conviene saber que el aloe vera no lleva bien el exceso de humedad, en realidad, es muy resistente a la sequía. Por eso, si la tienes expuesta a la lluvia, evita regarla. En zonas secas riega ligeramente una vez por semana, espaciando aún más los riegos en invierno.

¿Sabías que las plantas son una protección natural contra el ruido y absorben las radiaciones electromagnéticas? Pues es cierto: sitúa algunas en tu casa y no dudes en tener muchas en tus balcones porque servirán de parapeto al ruido exterior.

  • El exceso de calor es lo que sufren nuestras plantas si las colocamos cerca de los radiadores... Si notas que tus plantas empiezan a arquearse o muestran un tono amarillento en los bordes de las hojas, es que tu planta sufre por el calor. Remédialo alejándola de esa fuente de calor y situándola en una zona más fresca del interior. Y controla que su tierra tenga humedad aunque sin exceso.
  • Si el tallo de una de tus plantas se ha doblado y temes que acabe secándose, prueba a darle una cura de urgencia: si se trata de una planta pequeña, envuelve la parte estropeada con cinta adhesiva hasta que consigas que se mantenga nuevamente derecha. Si la planta es grande, coloca dos palos y ajusta con una cinta ambos al tallo hasta que éste se mantenga tenso. Probablemente conseguirás salvar la planta.

 

 

Anterior

Siguiente

 

 

 

 

 

 

Copyright©2011-2014 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.